DeportesZoom

⚽ Mundial Femenino 2023: Una Fiesta de Culturas y Emociones en Auckland

0

La ciudad de Auckland se vistió de fiesta para dar la bienvenida al esperado Mundial de Fútbol Femenino 2023. En el emblemático estadio Eden Park, los preparativos finales estuvieron a cargo de voluntarios y organizadores FIFA, quienes aseguraron que todo estuviera listo para la gran apertura del torneo. El césped relucía bajo las brillantes luces, y el ambiente se llenaba de emoción mientras los aficionados llegaban al recinto, muchos de ellos identificándose con las banderas y atuendos de sus países.

A las 18 horas locales, con el estadio aún en proceso de llenarse, algunas jugadoras de fútbol deleitaron a los asistentes con sus habilidades en el “freestyle football”. A medida que se acercaba la hora de inicio, el Eden Park se colmó de espectadores, una costumbre típica de la región, que ingresan al último momento. Los neozelandeses, fieles a su símbolo nacional, pintaron sus rostros con la hoja de helecho plateado, mientras que las demás nacionalidades optaron por gorros, bufandas, camisetas y banderas que los identificaban.

El espectáculo comenzó con los artistas agazapados en los costados del campo, listos para desplegar las banderas que representaban a los países participantes en esta Copa del Mundo. Con un despliegue de colores y trajes tradicionales, los artistas danzaron al ritmo de los tambores maoríes, formando el símbolo del torneo con un balón en el centro. Luego, llegó el momento de presentar oficialmente la pelota del Mundial, llamada “Oceaunz”, que simbolizaba la unión y el esfuerzo conjunto de Australia y Nueva Zelanda como países anfitriones. Su diseño con olas en colores azules y negro representaba la cultura de ambas naciones.

Dale clic

El punto culminante del evento fue la actuación de las artistas australianas Mallrat y la neozelandesa Benee, quienes se unieron para interpretar la canción del mundial “Do It Again”, el himno de apertura en tierras maoríes. Al finalizar su presentación, las artistas agradecieron a los voluntarios y bailarines que participaron en el espectáculo, y para los locales, esta experiencia fue algo inolvidable.

Desde las tribunas, Nueva Zelanda mostró su multiculturalismo con una mezcla de aficionados de diferentes nacionalidades y culturas, reflejando la diversidad de la ciudad de Auckland, la más poblada del país y con una alta tasa de inmigración. También en la sala de prensa, periodistas de diversas partes del mundo se unieron para contar las historias que rodean al deporte y cada selección participante.

Los aficionados argentinos también hicieron sentir su presencia tanto dentro como fuera de la cancha. Con las tres estrellas en sus remeras y homenajeando a Lionel Messi, el fútbol femenino recibió un apoyo incondicional desde las gradas. Las emociones se desataron en el partido inaugural, donde Nueva Zelanda se enfrentó a una temible Noruega. A pesar de un primer tiempo poco vistoso, el gol de Hannah Wilkinson a los 48 minutos dio la victoria a las “Kiwis”. Aunque el resultado pudo haber sido más amplio, la mínima diferencia de 1 a 0 aseguró un inicio digno como anfitrionas para Nueva Zelanda. Además, este triunfo representa el primer logro para la selección en una Copa del Mundo.

La noche maorí concluyó con las lágrimas de las jugadoras locales, quienes se emocionaron al brindarle a su país y su público una victoria llena de ilusiones y sueños. El aplauso y admiración de los aficionados fue el broche de oro para una jornada llena de emoción y esperanza en el Mundial Femenino 2023.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.