Villa Mercedes

🏫 Inauguraron dos salas de 3 años en Villa Mercedes

0

Este lunes, las Escuelas de Nivel Inicial N°22 “Un Mundo de Sueños” y la N°13 “Zabala Ortiz”, de Villa Mercedes, estrenaron sus salas para nenes y nenas de 3 años, algo que era muy esperado por ambas instituciones y por las más de 60 familias que participaron de las inauguraciones.

En el primer caso, el establecimiento ubicado en el barrio Independencia dio el primer paso con el turno mañana, desde las 9:00, comenzando con 19 niñas y niños que fueron recibidos con una ceremonia que apenas tuvo un tinte protocolar, porque tras las palabras de bienvenida de la directora, Analía Núñez, y del izamiento de la bandera, se dio paso a lo festivo con bailes y canciones infantiles, para luego conocer la flamante sala, de la que estará al frente la docente Carolina Fierro. Ella se manifestó “muy ansiosa y emocionada porque, si bien he trabajado en otros jardines, es mi primera vez con una sala de 3 años. Por eso me he estado preparando desde hace varios días para este momento. Estoy muy feliz”.

Para la directora, ampliar el nivel inicial “es algo que se está expandiendo en la provincia, en consonancia con la legislación nacional, y que a los docentes nos parece excelente pues se trata del inicio del niño en el sistema educativo, aprendiendo en primer lugar a sociabilizar con otros niños y con las ‘seños’, lo que facilitará el proceso de formación en los niveles educativos siguientes”.

Dale clic

Por otra parte, a las 14:00 se celebró una actividad muy similar en el barrio 500 Viviendas, en la zona este de la ciudad. Allí, la escuela “Zabala Ortiz” dio la formal bienvenida a unos 40 nenes y nenas, que se dividirán en los turnos mañana y tarde. Una de las maestras a cargo de la sala de 3, Cecilia Lozano, también coincidió en acentuar las bondades de un inicio más temprano en la educación formal: “Lo que se le brinda a los más pequeños son herramientas con las que lograrán mayor autonomía, independencia y espontaneidad en los distintos ciclos educativos. Y personalmente me siento muy feliz de ser parte de algo histórico para nuestra institución”.

No hubo padres ni abuelos que dejaran de fotografiar y filmar a sus niños. Los celulares encendidos grabaron parte de la historia de la escuela, pero también de cada familia. Marcelo, un joven papá, reconoció estar “nervioso y muy emocionado, porque un día recibíamos la bendición de tener a nuestra hija, y de repente ya pasaron tres años y hoy Justina empieza la escuela. Es un momento que nos llena de alegría”.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.