La ProvinciaPortada

🏳️‍🌈 Miles de personas asistieron a los diversos talleres del 35° Encuentro Plurinacional

0
Dale clic

El 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries, en su primer día, tuvo una gran concurrencia de personas a los más de 100 espacios de debate sobre 15 ejes temáticos que se dictaron en 24 sedes de la ciudad de San Luis.

Estos espacios son un momento importante donde las mujeres y disidencias comparten, intercambian experiencias, se nutren, se conocen, y también dejan en agenda pública todas las temáticas y problemáticas para que todos los gobiernos puedan incorporarlas y generar políticas de género.

AnuncioDale clic

En la Escuela Nº 1 “Juan Pascual Pringles” y la Escuela Nº 2 “Bernardino Rivadavia”, ubicadas en el centro de la ciudad capital, se debatió sobre “Activismos y organización” y “Niñeces, adolescencias y adulteces”. Natalia López es tiktoker, tiene más de 55.000 seguidores y seguidoras, y desde su cuenta milita por la igualdad. El de San Luis es el primer encuentro del que participa. “Vengo a reflexionar y a participar de los talleres para llevarme herramientas y a conocer las experiencias de otras mujeres y diversidades. Me motiva la lucha en general, el poder visibilizar lo que nos pasa todos los días y que se pueda hacer algo para cambiarlo. No estamos solas”, expresó antes de ingresar al taller sobre Ciberactivismos feministas y transfeministas que se realizó en la Normal Mixta.

Anuncio Dale clic

Desde Buenos Aires, Salo llegó a San Luis y emocionado expresó “Nos recibieron muy bien, estamos con nuestro espacio de militancia. Yo conocía San Luis, mis compas no, y estamos muy contentos de estar acá y seguir aprendiendo para transmitir a nuestros compañeres en el barrio”, dijo.

Con casi 80 años, de los cuales muchos los dedicó a la causa feminista, Martha González participó de varios de los talleres que se realizaron en la Escuela Rivadavia. Con compañeras de la CTA llegó a San Luis.

Anuncio

Banner Fragancias

“Hace muchos años que militamos por este tema. Queremos que las jóvenes sigan con lo que una empezó y lo terminen, hay ideas buenas. Es la primera vez que vengo a San Luis y nos recibieron muy bien y me gustaría volver de vacaciones. A los jóvenes les pido que se pongan firmes, que luchen y ojalá se cumplan todos los pedidos que están haciendo”, dijo.

La Universidad Nacional de San Luis y el Comedor Universitario también fueron dos de los espacios en donde personas que integran agrupaciones feministas, ONGs y autoconvocadas de diferentes puntos del país, se reunieron a debatir los principales temas de su agenda.

Noa es una persona trans y viajó desde La Plata para ser parte del encuentro. Estudia trabajo social y cumple funciones en el Ministerio de Ambiente gracias al cupo laboral travesti trans. Justamente decidió participar del taller sobre ese tema que se hizo en el edificio universitario ubicado en calle Rivadavia y explicó los motivos. “Estas reuniones son muy importantes en este momento de crisis que también nos atraviesa a las mujeres y a las personas LGBT, ya que muchas están sumergidas en la pobreza. Ha habido muchas conquistas, como el aborto. Pero ese derecho y otros, como el cupo laboral trans, la ESI, la Ley de Identidad de Género, se siguen vulnerando en muchos lugares”, dijo Noa.

El comedor universitario también fue punto de reunión de quienes querían exponer y escuchar opiniones sobre Trabajos de Cuidado y reproducción de la Vida, Economía Social Solidaria y Trabajadores de la Economía Popular, entre otros ejes.

Gladys Fabreto es una de las 193 mujeres que vino desde Chaco. Es integrante de la coordinación de la Corriente Clasista y Combativa de su provincia. Según contó, en la delegación también viajaron representantes de comunidades originarias Toba y Mocoví. “Tuvimos dos años de pandemia en el que el movimiento de mujeres y disidencias no se pudo abrazar o juntar con la manada, como decimos. Estos debates y experiencias son muy necesarios ante el aumento de la violencia, la desocupación y la inflación, ya que todo esto recae en las mujeres y las disidencias“, consideró.

Desde el distrito de Avellaneda, en el conurbano sur de la provincia de Buenos Aires, también arribaron participantes. Por ejemplo, Lidia Castineira quien estuvo en uno de los espacios de intercambio que se abrió en el cuarto bloque de la UNSL. “Trabajo en educación en nivel superior, milito en barrios vulnerables y soy parte del frente cultural ‘La Capitana’. Elegí participar en el taller de Feminización y Transfeminización de la Pobreza. En contextos vulnerables, la situación es difícil porque la mujer o las diversidades tienen que luchar y resistir a varones, patrones, masculinidades que no se abren a otras miradas. Me interesa saber cómo transitan esto otros lugares del país”, contó la docente.

En el IFDC se llevaban a cabo talleres tales como el de “Feminismos, transfeminismos, mujeres y diversidades indígenas desde Abya Yala hasta Kurdistán”, y el de “Plurinacionalidad y Medicina Ancestral”, y en el Colegio Nacional se desarrollaba el de “Activismos lésbicos” y “Mujeres Trans, Travestis, Transexuales y Transgéneros”.

“Hace 35 años que participo de estos encuentros y lo voy a seguir haciendo mientras me den las fuerzas. Son muy importantes porque conocemos las realidades de otros puntos del país y nos nutrimos de otras miradas. Personalmente trabajo junto al colectivo para erradicar las violencias y asistir a las víctimas y las niñeces desde hace 35 años, en La Matanza donde surgió nuestro movimiento”, expresó Martilina Borquez, de 82 años, miembro fundador de la Casa de la Mujer Rosa Chazarreta.
“Estos espacios son imprescindibles para que la mujer trans y los travestis puedan conocer sus derechos y cómo defenderlos. Hay muchas dudas, mucho camino por recorrer y mucho debate para visibilizar la problemática. Pero para afrontar toda la violencia de género hacía la comunidad necesitamos de la unidad, por siempre nos quedamos solas reclamando sobre un crimen de una mujer trans, que siempre se desprende del odio al género. Necesitamos la fuerza de todas las mujeres unidas”, manifestó Galaxia Rod.
“Venimos desde Mendoza, tenemos 16 y 18 años. Buscamos información y asesoramiento para poder fortalecer nuestro espacio de contención y acompañamiento de las chicas de nuestro entorno que muchas veces no saben cómo afrontar lo que les pasa y mucho menos encuentran un lugar para poder expresarse”, comentaron las hermanas Ana y Antonella Marziali.

En la Escuela Nº 3 “Manuel Belgrano” se dictaron talleres sobre cuerpos menstruantes, referidos a la salud reproductiva, fertilidad, aborto legal, anticoncepción, entre otros.

“Nosotras estamos participando como la red de circuladoras menstruales que viene construyendo políticas públicas, en recuperar la ciclicidad desde una perspectiva vinculada con el eco feminismo hoy y sacarlo desde un paradigma tabú”, reflexionó Florencia Montiel de La Plata y aseguró “fueron experiencias muy diversas y enriquecedoras, estamos con mucha expectativa y emoción en el territorio Comechingón, Huarpe y Ranquel”.

Por su parte, Mónica Bentancur de Buenos Aires señaló: “Profundizamos en la menarquía y también en la menopausia desde distintos aspectos y cómo la vive cada una. Es un tema muy amplio, considero que somos rehenes de algún modo, por tan sólo haber nacido en cuerpos que menstrúan, el tener que comprar, consumir y a eso se le suma la contaminación del ambiente”.

Del taller sobre cuerpos menstruantes también participó la senadora nacional por San Luis, Eugenia Catalfamo, quien destacó que la Provincia desde el 2021 posee la ley que creó el Programa de Sensibilización y Concientización en Gestión Menstrual Sostenible, cuyo objetivo es garantizar el acceso igualitario a la información y promoción de uso de productos de gestión menstrual reutilizables; entendiendo que las personas menstruantes enfrentan condiciones de desigualdad estructural al momento de, por ejemplo, su inserción económica.

En este contexto, Catalfamo busca impulsar dicha Ley en Nación: “Es un taller que me llamó mucho la atención porque lo estamos tratando en el Senado. También estamos en contacto con las chicas de la red de circuladoras que es una organización de activistas no sólo de la menstruación, sino también ambientales, sociales, territoriales. Este domingo seguiremos debatiendo para llegar a una conclusión general”.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.