PortadaVilla Mercedes

Calculan que en Villa Mercedes cerraron unos 200 negocios en la pandemia

0
Anuncio

Jugadon

Villa Mercedes (ED) Las consecuencias que la emergencia sanitaria del coronavirus dejó sobre la economía todavía se hacen sentir con fuerza. Y en Villa Mercedes se tradujo en que aproximadamente unos doscientos negocios hayan tenido que bajar sus persianas este año, según una estimación de la Cámara de Comercio y Afines.

El cálculo surge de relevar la cantidad de salones vacíos que han contabilizado en diferentes sectores de la ciudad, tanto en el microcentro como en otras zonas de mucha población y flujo comercial, entre las que están las avenidas Presidente Perón, 25 de Mayo y Aviador Origone, además del barrio La Ribera.

Anuncio

El secretario del organismo, Darío Sánchez, aclaró que es difícil conocer el número exacto de los mayoristas y minoristas que cerraron, porque muchos optaron por trasladar sus actividades a sus hogares, como una forma de disminuir costos y con un sustento.

“Ha sido un cambio importante porque así eliminan muchos gastos fijos. En muchos casos, lamentablemente hay empleados que han quedado sin trabajo, mientras que en otros los llevaron del mostrador a hacer el reparto puerta a puerta. De esa forma, el comercio mutó hacia un lugar que no estaba explotado antes en la provincia”, analizó.

Anuncio

Banner Fragancias

El representante advirtió que los problemas en la salud del sector no son nuevos, sino que se arrastran desde hace por lo menos dos años. “No podemos perder de vista que veníamos desde el 2018 con caídas de un 40% en las ventas y en algunos casos con más. Lo que hizo la pandemia fue agudizar más esta crisis”, remarcó.

Por lo tanto, las pequeñas y medianas empresas de Villa Mercedes no pudieron escapar del panorama que viven los negocios en todo el territorio argentino, aun cuando la provincia tuvo habilitados los negocios durante mucho más tiempo que otros distritos.

“San Luis fue privilegiado porque de estos seis meses de pandemia, salvo los últimos días de marzo, abril y parte de mayo, el resto del tiempo gozamos de una libertad que otros no tenían. Esa fue una ventaja para nosotros y para que las caídas no fueran tan violentas como se dieron en otras provincias”, opinó.

Para Sánchez, una de las categorías más afectadas en la ciudad fue la comercialización de motos y autos, donde registran bajas de hasta un 95% en las operaciones. “Es un rubro que ha sido devastado y sigue con inconvenientes porque las fabricas, al no tener un panorama claro hacia adelante, no están produciendo. La gente le dio prioridad a lo esencial para el consumo, como la comida o la limpieza, y estos locales no han sentido la crisis tanto como los de calzado o el textil”, ejemplificó.

A pesar de tantas pálidas, la cámara ve con optimismo algunas medidas del Municipio para paliar los problemas, como la exención de las tasas o el trabajo en equipo para aprovechar mejor las plataformas digitales. Y aunque aparecen algunos signos de reactivación, la incertidumbre se mantiene. “Hemos consultado a las inmobiliarias y nos han manifestado que en estos últimos treinta días, han empezado a notar más consultas sobre locales. Da la impresión de que hay esperanza, pero el virus no te permite programar nada”, lamentó.

Tu opinión es importante
Muchas gracias por considerar nuestro trabajo diario.

Tu aporte de $200 nos ayuda a cubrir algunos costos.

Comments

Comments are closed.