#Policiales

Caso Jair: El fiscal pidió 20 años de cárcel y el defensor que absuelvan a Liliana Luchessi

0
Foto ED

A pesar de que el monto de la pena es alto, el funcionario pidió condenar a la mujer por un delito más leve que por el que la acusaban. El abogado defensor pidió a los jueces que la absuelvan. El próximo miércoles se conocerá la sentencia.

En sus alegatos, el abogado Pascual Celdrán les pidió a los jueces de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes no sellar la mala suerte de Liliana Jacquelina Luchessi, acusada de haber asesinado a golpes a su hijo Jair en 2014. Dijo que como estrategia podría haber planteado que la condenen por un delito menor por el que la acusan, “homicidio calificado por el vínculo”, penado con prisión perpetua, pero apeló a la sensibilidad de los magistrados y dijo que la mujer logró tener un hijo luego de muchos problemas para concebir, que luego le secuestraron al niño, que logró recuperarlo y que tras su muerte fue un golpe durísimo que la culparan a ella. Por ello, el letrado pidió directamente su absolución. Por su parte, el fiscal de Cámara Ernesto Lutens, solicitó una pena a 20 años de prisión por “homicidio preterintencional”, un delito más leve que el homicidio calificado.

Lutens, que no se explayó mucho en su alocución, sorprendió al pedir el cambio de calificación de la acusación. Si bien acusó a Luchessi por no cuidar bien a su hijo y evidenció un comportamiento violento de la mujer, el fiscal remarcó que las circunstancias que derivaron en la muerte del nene, que tenía un año y medio, no están claras, aunque sí remarcó que se debió a un evento traumático que ocurrió bajo el cuidado de su madre.

A su turno, como para retrucar esa mención, Celdrán dijo que Luchessi cuidaba a Jair más de lo que harían otros padres, y que eso quedó en evidencia con las declaraciones de las pediatras y médicos que atendían al pequeño y que aseguraron que acudía a controles con regularidad.

Al margen, el defensor dijo estar convencido de la inocencia de su defendida desde el primer momento y aclaró que si bien no fue una madre idónea por sus problemas psiquiátricos,  Liliana es una mujer a la que “la mala suerte le marcó la vida”, incluso con el maltrato de otras internas mientras estuvo presa.

Celdrán apeló a los informes médicos en los que según él no pudo certificarse que el niño tuviera quemaduras de cigarrillo, incluso los pediatras que pasaron por el estrado dijeron nunca haber advertido signos de maltrato en el cuerpo del pequeño.

El próximo miércoles, a las 12 del mediodía, se conocerá el veredicto.

Comments

Comments are closed.