El País

Día Mundial de la Salud: ¿quién cuida a los que nos cuidan?

0

Médicos, enfermeros y personal sanitario de todo el mundo se exponen a diario al contagio de un virus contra el que no existe vacuna ni tratamiento. Al aplauso en los balcones se le contraponen escraches a muchos de ellos, sólo por trabajar de lo que trabajan. Según especialistas, su estado mental actual es similar al de un soldado en el frente de batalla

AnuncioDale clic

En el marco del Día Mundial de la Salud y mientras el planeta todo sufre los embates de un virus que se convirtió en pandemia, los sistemas de salud, médicos y personal sanitario se encuentran en el foco de atención. Sin embargo, poco se escucha acerca de cómo se ve afectado el estado mental y emocional de quienes trabajan día y noche por salvar vidas afectadas y detener el brote.

La exposición física al virus, el exceso de horas de trabajo ininterrumpidas y la demanda emocional puesta en juego en la atención a pacientes contagiados, convierten a los médicos y enfermeros en las víctimas más propensas a desarrollar malestares psíquicos: su estado mental es actualmente similar al de un soldado durante su traslado al frente de batalla.

Anuncio Dale clic

Durante una epidemia, la ola de desinformación, los rumores y el miedo, también afectan en forma potenciada al personal de salud, que tiene que hacer un esfuerzo para filtrar la calidad de la información que recibe ya que la misma puede aumentar sus niveles de ansiedad y preocupación. Por otro lado, al aplauso diario en los balcones en agradecimiento a quienes se exponen “en la trinchera” se le contraponen algunos brotes de estigmatización de profesionales de la salud que son segregados en forma violenta de su edificio.

Datos publicados recientemente en la revista The Lancet Psychiatry muestran los resultados de una encuesta multicéntrica sobre médicos que actuaron en China durante la pandemia de coronavirus. De ellos, el 50,7% desarrollaron depresión, 44,7% ansiedad, 36,1% insomnio y 73.4% síntomas vinculados al estrés.

Entre las mayores preocupaciones del personal sanitario se encuentran la propia salud y el miedo al contagio propio y de los compañeros de trabajo. Por otro lado, las expectativas desmedidas que la población deposita en el personal sanitario, aumentan el estrés y la sensación de desborde.

Según el médico psiquiatra Marcelo Cetkovich (MN 65636), “es necesario prestar atención al bienestar del personal su salud y ayudarlos a reconocer que es sabido que están al límite de sus capacidades”.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.