HistoriasNacionalesPoliciales

Dos años sin Lucio: Las asesinas siguen juntas y buscan salir antes de la cárcel

0

La noche del 26 de noviembre de 2021, Lucio Dupuy llegó inconsciente a una salita de Santa Rosa, en la provincia de La Pampa. El nene de tan solo 5 años presentaba golpes en todo el cuerpo y casi no respiraba. Los intentos para salvarlo por parte de los enfermeros fueron en vano: ya era demasiado tarde.

El salvajismo con el que fue asesinado conmovió a todo el país y despertó el clamor social en busca de justicia. En febrero de este año, la mamá de Lucio, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja Abigail Páez, fueron condenadas a prisión perpetua. Ambas están presas en un penal de San Luis, después de que la Justicia comprobara el maltrato al que sometían al pequeño.

A dos años del crimen, las asesinas parece que viven en una luna de miel y, además, buscan salir antes de la cárcel. Mientras tanto, la familia de Lucio asegura que hay más responsables que miraron para otro lado ante el caso de violencia infantil y que deberían responder por la muerte de Lucio que se podía haber evitado.

La responsabilidad del Estado en la muerte de Lucio y el reclamo de la familia

A mediados de noviembre, la familia de Lucio presentó una denuncia para que la Justicia investigue a maestras, enfermeros y policías que según ellos, sabían de la violencia que padecía el nene de 5 años, pero que no hicieron la denuncia correspondiente.

La demanda fue acompañada por el abogado Mario Aguerrido, letrado que se puso al hombro la causa y consiguió una pena ejemplar para Espósito Valenti y Páez.

“Hay personas que pudieron evitar el homicidio y prefirieron callar. La denuncia la hicimos el 14 de noviembre contra personal de la administración pública que actuaron en los ámbitos que Lucio frecuentaba. Nadie hizo nada”, aseguró.

Son 11 funcionarios públicos, entre personal de salud, de la educación y fuerzas de seguridad. Todos ellos fueron sumariados por el procurador de La Pampa, Mario Bongianino.

Después del crimen de Lucio, la familia del nene presentó un proyecto en el Congreso que se convirtió en Ley. Justamente, la “Ley Lucio” (26.061) enfatiza en el deber de comunicar una vulneración y hacer la denuncia por parte del funcionario público. Fue reglamentada recién a mediados de este año y en muchas provincias todavía no se adhirió. Con esto se busca evitar que haya otros casos similares al ocurrido en La Pampa hace dos años.

Cuál es la estrategia de las asesinas para salir antes de la cárcel y cómo está la causa

Las asesinas de Lucio Dupuy están presas en el Complejo Penitenciario I de San Luis y fueron condenadas a cumplir una pena de prisión perpetua. No obstante, buscan que le reduzcan la pena con distintas estrategias.

Magdalena Espósito Valenti, la mamá de Lucio, fue acusada de cometer un homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento; mientras que Abigail Páez, su pareja, fue condenada por homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento, en concurso real con el delito de abuso sexual, agravado por tratarse de la guardadora y por haberse cometido contra un menor de 18 años de edad, aprovechando la situación de convivencia preexistente, como delito continuado.

Ambas siguen alojadas en el mismo pabellón de la Unidad 4, una cárcel exclusivamente para mujeres. El lugar tiene capacidad para 37 presas, y en este momento hay 35, es decir, no están en una situación de hacinamiento como padecen muchos reclusos en todo el país.

En ese lugar aprenden oficios a través de talleres de panadería donde confeccionan pan, facturas y otros alimentos. También pintan cuadros, tienen huertas, bibliotecas y otras actividades recreativas que funcionan como una especie de “terapia”.

Aguerrido confirmó que las asesinas solo fueron separadas de celda, que no estarían durmiendo juntas, pero que igualmente comparten el patio interno, hacen talleres juntas y otras actividades. No solo eso, sino que también tienen televisores de alta definición, equipos de música y otros privilegios.

Abigaíl había comenzado el proceso de hormonización y está terminando el secundario dentro de la cárcel. Con esto podrá hacer una carrera y recurrir a la morigeración de la pena después de recibirse. Para poder solicitar el beneficio de la Ley de Estímulo Educativo debe cumplir dos tercios de la condena. También tener buena conducta.

Ambas están en San Luis porque en La Pampa no hay un sistema provincial para alojar reclusos. Por eso, desde los gobiernos de ambas provincias firmaron un acuerdo para que los presos cumplan condena en otro sistema penitenciario.

Otra de las estrategias que planean las asesinas para salir antes de la cárcel está por definirse. Sus abogadas impugnaron el agravante del abuso sexual, el cual fue incluido recién en septiembre a pedido de la querella.

En un principio, Espósito Valenti había sido absuelta por este delito, pero el tribunal de impugnación revocó ese fallo. Este recurso lo debe resolver el Superior Tribunal, y podría salir después de una audiencia que se hará el próximo 20 de diciembre. Con esto, podría quitarles el agravante y haría que la pena sea menor.

Una vez resulto este trámite, y cuando la condena quede firme, la querella podría finalmente pedir que las separen de cárcel, ya que entraría en juego el Juzgado de Ejecución Penal. Hasta ese entonces, seguirán así.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.