Ernesto “Pipi” Ali, conocido por su labor como Intendente de La Toma, dio un paso significativo en su carrera política al asumir como diputado nacional por San Luis. La ceremonia de juramentación, realizada en la previa a la sesión para tratar la Ley Ómnibus, estuvo marcada por su compromiso con la ciudad que ama y la provincia que representa.

Ali, quien solicitó licencia como intendente para asumir su nuevo rol, juró en el recinto de la Cámara de Diputados con un discurso emotivo y cargado de convicción. “Por mi amada ciudad de La Toma, por mi amada provincia de San Luis, por la lealtad a mi doctrina ideológica, a las tres banderas, al Alberto y para luchar contra el avasallamiento de los derechos y el atropello a las personas que vivimos en Argentina y San Luis, sí juro”, expresó Ali.

El flamante legislador, representante de Unión por San Luis, ocupará una banca en la Cámara de Diputados durante los próximos cuatro años, tras ser electo para este cargo.

La ceremonia también contó con la juramentación de Mónica Ferreyra (La Libertad Avanza-CABA), quien asume la responsabilidad de reemplazar a Diana Mondino, ministra de Relaciones Exteriores. Este acto marca una serie de cambios en el panorama político, evidenciando la dinámica y la renovación en el Congreso.