Policiales

Fueron juntos de pesca, se pelearon, uno terminó apuñalado y el otro detenido

0

Sergio Soria y Fernando Castro eran amigos. Más de una vez compartieron asados y también días de pesca. Pero la buena onda entre ellos se esfumó en un par de minutos en la última salida que hicieron, con otros amigos, en un campo a las afueras de Villa Mercedes, donde fueron para pescar en una laguna que tiene la estancia. El problema se suscitó cuando ambos, pasados de tragos, no se pusieron de acuerdo con la cantidad de pescados que les correspondía a cada uno. Se pelearon en dos momentos distintos. La primera riña fue a puño limpio, pero en la segunda, Soria se armó con un cuchillo y lo apuñaló. Estuvo prófugo, pero a los dos días se entregó en una comisaría y este jueves el juez de Garantías 4, Santiago Ortiz, le dictó la prisión preventiva por 30 días.

AnuncioDale clic

El hombre de 45 años está imputado por “Lesiones graves” y “Violación de domicilio”. Si bien su ahora examigo ya recibió el alta médica, apenas fue ingresado al Policlínico Regional tuvo que ser operado de urgencia, contó el subcomisario Diego Correo, subjefe de la Comisaría 29ª. La puñalada que recibió en el costado izquierdo de las costillas le perforó un pulmón y su recuperación no demorará menos un mes.

El ataque sucedió la mañana del sábado 2, en el campo “La Sofía”, situado unos 45 kilómetros al suroeste de Villa Mercedes. Según relataron la víctima y sus otros dos amigos que presenciaron la pelea, el grupo había ido hasta ahí la noche del viernes.

Anuncio Dale clic

Violentaron el ingreso del campo y pasaron toda la madrugada pescando y tomando alcohol.

Pero el buen clima se terminó pasadas las cinco de la mañana. “Comenzaron a discutir por la distribución de los pescados y se fueron a las manos”, contó Correa. Luego de unos minutos se calmaron y, por un rato, la disputa pareció quedar atrás.

Pero no fue así. “Quedó la bronca”, dijo el subcomisario, y la riña se reanudó y con más violencia. Soria acuchilló a Castro y escapó.

Los amigos tuvieron que pedirle ayuda al dueño de la estancia para llevar al hombre de 34 años al hospital.

Anuncio

Banner Fragancias

Los policías buscaron al acusado en su casa del barrio El Criollo y en lo de sus padres, en Las Mirandas, pero no lo encontraron. Había diversos rumores: unos sostenían que estaba en lo de un amigo y otros que se escondía en un campo.

Pero el lunes a la mañana, los familiares de Soria se comunicaron con la Policía y les adelantaron que el acusado se iba a presentar allí esa tarde, con su abogada. Así fue. Cuando relató lo que pasó el sábado, dijo que no sabe dónde quedó el cuchillo con el que hirió a su examigo, porque lo tiró en el campo en medio de la desesperación por huir.

Info: ED

Tu opinión es importante
Anuncio

Oportunidad

Comments

Comments are closed.