Economía

Guerra Rusia-Ucrania: cuáles pueden ser las consecuencias en la economía argentina

0

El conflicto entre Rusia y Ucrania escaló y finalmente Putin decidió comenzar con la invasión. Tanto el anuncio de sanciones contra el Kremlin, como el comienzo del conflicto bélico comenzaron a desencadenar consecuencias económicas y financieras.

AnuncioDale clic

El índice de empresas cotizantes en la Bolsa rusa, Moex, que había retrocedido el lunes un 10,5%, llegó a registrar su peor jornada desde la crisis de 2008. En el mismo sentido, se desploma el rublo. Desde los mercados se anticipa la escasez de determinadas materias primas clave frente a la incertidumbre, con alcances que llegan hasta la economía argentina, desde la inflación local hasta el cierre de las negociaciones con el FMI. 

Petróleo

El portal especializado Business Insider advierte por la escasez de petróleo y sus derivados. Rusia genera alrededor de 9 millones de barriles de petróleo crudo al día, mientras que Estados Unidos, en comparación, produce cerca de 11,6 millones, lo que arroja un balance de producción mundial diaria de aproximadamente 78 millones de barriles, según datos de Bloomberg.

Anuncio Dale clic

“Esto es algo que repercutiría directamente en el precio de la gasolina en el mundo”, apuntó Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds. Los precios internacionales de referencia al crudo ya subieron un 20% en lo que va de año y un 46% en los últimos 23 meses, por lo que una intervención fáctica de Rusia en Ucrania, sin duda, dispararía aún más el precio por del oro negro frente a una oferta estancada.

Sin embargo, en nuestro país los precios de los combustibles están desacoplados de las cotizaciones internacionales. En ese sentido, de sostenerse la tendencia alcista en la cotización del barril, podría generar discusiones sobre los márgenes entre empresas productoras y refinadoras, donde el Estado nacional deberá definir el futuro del negocio y el valor final en surtidor.

Gas

Sólo en Europa, los precios del gas natural se dispararon a finales de diciembre y ya acumulan un alza del 125% en los últimos 6 meses, según datos del Banco Mundial. “Rusia produjo alrededor de 639.000 millones de metros cúbicos de gas natural en 2021, según datos de BP, por lo que la producción mundial de gas natural llegó a alrededor de 3,854 billones de metros cúbicos y los precios se tensionarán al alza con la intervención militar en el país ucraniano”, indicaron los expertos de Atlantic Capital a Business Insider.

La disparada del gas es una muy mala noticia para la economía local. Pese a ser un país productor, la extracción nacional no es suficiente para abastecer la generación de energía que se necesita en momentos de alta demanda, como suele ser el invierno. Por este motivo, hacia mediados de año suelen importarse embarcaciones de gas licuado y otros insumos requeridos para garantizar el funcionamiento de las generadoras.

Anuncio

Banner Fragancias

Con las cotizaciones en alza, serán mayores las salidas de dólares para adquirir los cargamentos de combustibles, lo cual puede presionar aún más a las debilitadas reservas del Banco Central. Además, este aumento en los costos de generación repercutirá en una suba en el nivel de subsidios a la energía.

Estos dos factores son determinantes a la hora de cerrar un acuerdo con el FMI, por la eventual debilidad en la posición de divisas del BCRA y por el aumento en el gasto público que implica un crecimiento en los subsidios energéticos. Finalmente, esto pondrá más presión sobre el debate alrededor de la suba de tarifas para los usuarios.

Trigo

Rusia y Ucrania son importantes productores de trigo. El país liderado por Putin genera aproximadamente 80 millones de toneladas métricas de trigo al año, mientras que Ucrania 33 millones. Además, los precios de referencia de la oleaginosa estadounidense subieron alrededor de un 3% durante este 2022 y lograron recuperar un 20% en los últimos 12 meses, por lo que la tendencia se consolida hacia márgenes positivos.

Esta tendencia se contagia hacia el resto de los commodities agrícolas, como el maíz y la soja. Argentina es un jugador importante de estos mercados y destina gran parte de su producción al mercado externo. En consecuencia, el aumento de precios internacionales traería mayores márgenes de ganancia para las empresas productoras y exportadoras, y un aumento en el ingreso de divisas para el Banco Central.

Sin embargo, este escenario tiene su aspecto negativo: el posible traslado a precios internos de las cotizaciones internacionales. Al tratarse de productos que se intercambian libremente en el exterior y en el interior de nuestro país, las empresas tienden a igualar los precios en ambos mercados, para mantener sus márgenes de ganancia. En este sentido, las subas en el trigo o el maíz, materias primas básicas para la producción de alimentos, pueden acelerar aún más al índice de inflación argentina.

Filo

 

Tu opinión es importante
Anuncio

Oportunidad

Comments

Comments are closed.