Policiales

Indagaron a un policía de San Luis acusado de abuso sexual

0
Dale clic

Este lunes, en las puertas del Poder Judicial, tanto las de calle Rivadavia como las de Colón, pegaron carteles con la cara de un policía que es investigado por abusar de su exhijastra adolescente, que actualmente tiene 14 años. Juan Ramón Molina, el efectivo en cuestión, quien se desempeñaba en el DRIM y está en disponibilidad, fue indagado este lunes por el juez Penal 2, Ariel Parrillis, por tres delitos: “Abuso sexual simple, abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la situación de convivencia y abuso sexual con acceso carnal”, todo en concurso real. Se abstuvo de declarar. Y la mamá y otros allegados de la víctima estuvieron en Tribunales y se manifestaron para pedir que Molina sea detenido.

Tras desarrollarse la audiencia y saber que el hombre se iría a su casa, A., madre de la adolescente y expareja de Molina, contó cómo comenzó la causa y expresó su malestar mientras aguardaba por calle Colón la salida del imputado. En 2017 empezó la relación con el hombre, y al año siguiente tuvieron un hijo. “El 30 de marzo me separé de él, por violencia, y se fue del domicilio. En mayo, mi hija le contó a su papá (NdP: es fruto de una relación anterior de la denunciante) que cuando yo me ausentaba de la casa para ir a trabajar, Molina se le cruzaba a su habitación y la abusaba. El 27 de julio se hizo la Cámara Gesell, que dio positivo. Quiero que me escuche el juez, la Secretaría de la Mujer. Estoy sola, peleándola. A los abogados los costeo yo, todos estamos con terapia psicológica. Le robó la inocencia a mi hija y ahora se va a su casa. Vive en el barrio Kennedy, cerca del domicilio de mi madre y yo no voy a la casa de ella para resguardar a mi hija. Me ando escondiendo con mi hija y él anda suelto. Solo quiero justicia”, expresó A., entre lágrimas.

AnuncioDale clic

Una fuente judicial dijo que han desarrollado en estos meses distintas medidas de prueba, que “el sospechoso ha comparecido, estando a derecho”, y que hasta ayer no había pedidos para una prisión preventiva. Ezequiel Domínguez, uno de los abogados de la mamá de la adolescente, informó ayer que iban a presentar esa solicitud. Al respecto, la fuente judicial refirió que, de hacerla, “eventualmente será evaluada, pero solo para el caso de ser necesario, conforme las exigencias de la ley”, por ejemplo, cuando hay peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación.

Domínguez detalló que, según lo denunciado, los ultrajes han ocurrido entre agosto de 2020 y comienzos de este año, en la casa donde vivía el grupo familiar. “Han sido varios hechos, con sistematicidad. El juez ha cumplido con todo el procedimiento legal, Molina ha sido llamado a indagatoria. Con las probanzas incorporadas vamos a solicitar la detención inmediata. Estimamos que el juez va a resolver rápidamente y confiamos que lo va a hacer de forma favorable, dado que las pruebas son contundentes, entre ellas, el informe de Cámara Gesell”, dijo.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.