Policiales

La Justicia investiga a un neonatólogo por la muerte de una beba

0
ED
Anuncio

Jugadon

Villa Mercedes (ED) La fiscal Verónica Alonso Ernst considera que la investigación abierta contra un médico por la muerte de una beba no está prescripta, tal como afirma el abogado Valentín Rivadera, quien representa al neonatólogo Carlos Gatica. Estaba previsto que el martes 15 el médico fuera indagado por la jueza Penal 3 de Villa Mercedes, Mirta Ucelay, pero la audiencia fue suspendida tras el planteo del letrado.

Gatica es investigado por el “Homicidio culposo por mala praxis” de Rosario Guadalupe Celli. El caso ocurrió en mayo de 2015. Para su abogado, la causa ya caducó dado que “el delito por el que se lo investiga tiene una pena máxima de cinco años de prisión, tiempo que empezó a correr desde las cero horas” del fallecimiento de la beba, explicó Rivadera.

Pero la fiscal Alonso Ernst indicó que “no es tan sencillo el tema de prescripción en este tipo de casos, donde se aplican penas conjuntas o alternativas”. Y señaló que ésta es una causa en la que se da esa particularidad. “En este caso puntual hay una pena en conjunto porque el Código Penal dispone para este tipo de delitos una condena de uno a cinco años de prisión y además, cinco a diez años de inhabilitación especial, en este caso para ejercer la medicina”, explicó.

Con base en esto, la fiscal consideró “la pena de mayor duración, independientemente de la gravedad de la misma”, por lo que entiende que aún están en plazo para continuar la investigación y que no corresponde en absoluto dar lugar al pedido hecho por la defensa del neonatólogo. Y resaltó que en el caso de la inhabilitación especial, ese tiempo todavía no ha sido computado dado que Gatica continúa ejerciendo su profesión.

Anuncio

Banner Fragancias

En su momento, la fiscal Alonso Ernst pidió el llamado a indagatoria de Gatica, pero la jueza puso en reserva la causa, por lo que Mónica Limina, la abogada que representa a Verónica Rosales, la mamá de la pequeña, planteó un recurso de revocatoria y una apelación, que se resolvió a su favor.

Dijo que todo estaba bien

Rosario Guadalupe nació el 12 de mayo de 2015 en la Clínica del Niño de Villa Mercedes y falleció cuatro días después, como consecuencia de una hipertensión pulmonar que, según entienden la madre de la beba y su abogada, fue resultado de la negligencia de Gatica.

“Como no largaba el llanto, me dijeron que la iban a poner unas horitas en Neo, hasta que se normalizara lo de la respiración, pero que me quedara tranquila, porque ella estaba bien”, recordó días atrás Rosales.

“Me decían que le iban a poner oxígeno, pero que no tenía nada. Así me tuvieron tres días”, narró. Al tercer día, Gatica le dijo que debían trasladar a la criatura al Policlínico “Juan Domingo Perón” porque su obra social ya no le cubría la atención, algo que, según la mujer, no era verdad, porque tanto su internación como la de su beba estaban contempladas. Con esa excusa la llevaron a la beba al Policlínico, en una ambulancia sin Terapia Intensiva, en una incubadora, vestida solo con un pañal, entubada y despierta.

“Cuando Gatica llegó al Policlínico entregó la nena y dijo ‘bueno, listo’ y se fue”, aseveró Rosales. “Lo único que le dio a los médicos fue un papel del tamaño de una servilleta que no decía nada, ni qué tenía mi hija, ni qué le dieron, nada”, denunció.

Luego de que su equipo revisara a la chiquita, el médico Walter Rudi le informó a Rosales que su hija no estaba bien, como le habían dicho. Al contrario, estaba muy grave y las condiciones en las que habían hecho el traslado habían empeorado el cuadro.

“El doctor Rudi y su equipo hicieron todo para salvarle la vida, pero mi nena ya estaba muy grave cuando llegó. Las primeras horas, que eran vitales, se perdieron cuando estuvo en la Clínica”, dijo. Al día siguiente, Rosario murió.

 

Tu opinión es importante
Muchas gracias por considerar nuestro trabajo diario.

Tu aporte de $200 nos ayuda a cubrir algunos costos.

Comments

Comments are closed.