PolicialesVilla Mercedes

Las hermanas rescatadas permanecen al resguardo de familiares y dieron intervención a la Fiscalía

0
Dra. Natalia Giunta, jueza a cargo del caso

Las dos hermanas rescatadas por efectivos de la Comisaría Segunda luego de que el 11 de octubre pasado se denunciara su estado de abandono y desnutrición, se encuentran provisoriamente al resguardo de familiares y desde el juzgado de Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia N° 1 de la ciudad de San Luis dieron intervención a Fiscalía Nº 2 para que investigue la posible comisión de un delito penal.

Banner Tupperware

La Dra. Natalia Giunta, jueza a cargo del caso, dijo que este lunes recibió el sumario policial y que una vez contestada la vista del fiscal ordenará pericias psicológicas, informes socio-ambientales y entrevistas médicas para conocer el real estado de salud de ambas mujeres. “Necesitamos saber qué grado de desnutrición presentan, si tienen o no algún grado de discapacidad, si es necesario darle intervención a otros organismos del Estado. Lo urgente era que las chicas estuvieran bajo resguardo y estén contenidas, eso es lo primero que hicimos, ahora debemos profundizar la investigación”, dijo la magistrada.

“Lo primero que me preocupa es la salud de las chicas, en qué estado están, que medidas necesitan, qué tipo de tratamiento médico se debe realizar, dónde se pueden quedar, y luego se va a continuar investigando el porqué están como están, cuál fue la causa. El fiscal, por su lado, se encarga de la parte penal”, completó Giunta.

Las dos hermanas, de 25 y 23 años, vivían en una pieza del fondo de una casa ubicada en el Barrio Monseñor Di Pascuo. En esa vivienda además viven el padre de las chicas, su pareja y los siete hijos de ambos. El jueves pasado, una prima encontró a la mayor de las hermanas en un kiosco del barrio y se ofreció a llevarla de nuevo con su progenitor pero la joven le dijo que no quería volver más a su casa. Estaba con la ropa mojada.

Anuncio

Banner Fragancias

“Esta prima decide llevarla a la casa de su suegra. Allí le cambian la ropa, la abrigan y le sirven un té con un alfajor. Todo esto fue a la noche. Al otro día esta prima llama a otro familiar, la busca a la joven y se van hasta la Comisaría Segunda a hacer una exposición”, explicó Giunta.

Cuando se comunica la situación, la policía automáticamente pidió la instrucción del Juzgado de Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia N° 1 a través de la secretaria Dra. Florencia Puerto, quién estaba de turno en el despacho Violencia, Penal Juvenil y Procesos Urgentes. Cuando suceden este tipo de hechos de violencia o situaciones de vulnerabilidad, se comunican directamente desde las comisarías con los secretarios.

Luego, personal policial se dirigió hasta la casa del barrio Di Pascuo y encontró a la otra hermana. Ambas mujeres fueron revisadas por un médico y se comprobó que estaban en estado de desnutrición pero no encontró signos de golpes ni de abusos.

“Siempre interviene el Juzgado de Familia cuando hay una situación de vulnerabilidad. Se toman las medidas urgentes y de protección a las personas y luego se corre vista al fiscal para que se expida sobre la posible comisión de un delito. Entonces quedan dos vías abiertas, el del Juzgado de Familia, donde se dictan medidas para proteger a las chicas, verificar su real estado de salud y luego analizar en qué lugar pueden quedarse, y el fiscal por otro lado se encargará de la cuestión penal si hubiera un delito de abandono de persona u otro delito”, comentó la jueza de Familia.

De los primeros informes surge que la mamá de las dos jóvenes las habría abandonado cuando eran muy pequeñas. El padre de las chicas mencionó la calle donde estaría viviendo la mujer pero no precisó la numeración. Además dijo que perdió todo tipo de contacto con su expareja.

Tu opinión es importante
Muchas gracias por considerar nuestro trabajo diario.

Tu aporte de $200 nos ayuda a cubrir algunos costos.

Comments

Comments are closed.