El PaísPortada

Las nuevas cabinas presurizadas de Corea del Sur que detectan el coronavirus en apenas siete minutos

0

Están dispuestas en un hospital de la capital. Las pruebas tempranas permitieron al país asiático combatir la epidemia con mayor eficacia que otras naciones.

AnuncioDale clic

Una de las claves que Corea del Sur desarrolló para combatir con efectividad el brote local del coronavirus COVID-19 fue la realización de la mayor cantidad de pruebas a sus habitantes y así poder llevar adelante un protocolo que continuaba con un aislamiento y tratamiento de aquellos casos positivos y el rastreo de su núcleo de contacto para también analizarlo y ponerlo en cuarentena. Así, de manera drástica, lograron reducir la curva de contagios y evitar que el sistema sanitario colapsara como está ocurriendo en otros países como Italia y España, cuyos hospitales se ven desbordados por los enfermos.

En las últimas horas un hospital de su capital, Seúl, ha puesto al servicio unas novedosas “cabinas telefónicas” que permiten al interesado saber si su organismo aloja el virus chino o no. La celeridad de las pruebas es clave para poder tomar medidas precautorias a las autoridades y amortiguar los impactos sobre la salud y la economía. El potencial paciente primero hace una consulta con un profesional, con el que intercambia posibles estados de enfermedad; luego comienzan a hacerle el examen dentro de las cabinas que permanecen presurizadas, las cuales son desinfectadas luego de cada visita. En siete minutos, los resultados ya están a disposición de las autoridades médicas y del ciudadano.

Anuncio Dale clic

Además de la detección temprana de la enfermedad y de la posibilidad de aislar al paciente y a su grupo de cercanía, estos exámenes impiden además que el personal médico pueda ser infectado o contagiado por el paciente, una situación que provocó bajas considerables en el staff sanitario, incluida la muerte de más de una docena de profesionales.

Corea del Sur registró el lunes su menor número de nuevos casos de coronavirus, y la prolongada tendencia a la baja de infecciones diarias desde el máximo alcanzado el 29 de febrero alimenta la esperanza de que el mayor brote de Asia fuera de China pueda estar remitiendo.

Los Centros Coreanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (KCDC) dijeron que hubo 64 nuevos casos el lunes, llevando el total nacional a 8.961. El número de muertos aumentó en uno, a 110. De esta forma se trata del duodécimo día consecutivo en que el país ha registrado nuevas infecciones de alrededor de 100 o menos, comparado con el pico de 909 casos registrados el 29 de febrero.

Tu opinión es importante
Anuncio

Oportunidad

Comments

Comments are closed.