#PolicialesPortada

Lo condenaron a más de siete años de cárcel por golpear a su ex con un hierro

0

Fue juzgado por atacar a golpes con un hierro y en la calle a su ex, Andrea Soledad Mercau, y por golpear a la madre de la mujer cuando intentaba defender a su hija. También afrontaba cargos por desobedecer una orden judicial, puesto que tenía prohibido acercarse a su expareja, por daños agravados a bienes del Estado, resistencia a la autoridad y daños. De todas esas acusaciones, la Cámara Penal 2 de Villa Mercedes solo lo condenó por dos: por darle la paliza a Mercau y, por supuesto, por violar la restricción de acercamiento. Esos dos delitos le costaron la pena a siete años y cuatro meses de prisión.

Cuando escuchó el veredicto, que fue leído por el secretario de Cámara, Héctor Lazzari, Mercado bajó la mirada. No lo podía creer. Según su defensor, Pascual Celdrán, el hombre esperaba otra cosa, directamente la absolución o, cuanto menos, una condena más leve.

Lo sentenciaron por “Lesiones graves doblemente calificadas por la relación de pareja y mediar violencia de género” y por “Desobediencia a una orden judicial”. Pero el tribunal lo absolvió por el beneficio de la duda de los cargos por “Lesiones leves agravadas por alevosía” en perjuicio de Reina Isabel Fernández, “Daños agravados por ser bienes del Estado”, “Resistencia a la autoridad” y “Daños” en perjuicio de Fiorella Sombra Becerra, la mujer a la que le habría chocado el auto, en Villa Mercedes, mientras huía de la Policía, que lo perseguía desde La Toma.

Para Celdrán, el fallo fue “medio duro”, pero rescató que “a nivel defensivo se lograron extraer cuatro hechos”. Tampoco estuvo de acuerdo con que las lesiones que sufrió la víctima fueran calificadas como graves. “No están acreditadas como tales. Para que sean graves deben implicar una inhabilitación para el trabajo, una recuperación de 30 días o más. Pero en el informe no figura que haya habido una fractura del maxilar”, argumentó el letrado, que ya anticipó que ese detalle será motivo de un futuro planteo recursivo.

La andanada de delitos por los que fue juzgado en las últimas semanas sucedieron en dos momentos diferentes de 2017. El primero, la paliza a su ex, ocurrió la madrugada del 24 de marzo.

De acuerdo a lo relatado por Mercau, antes de molerla a golpes, el hombre fue hasta La Toma. Allí le saqueó un local de ropa que tiene y después volvió a Villa Mercedes. Luego de vigilarla, la interceptó en Riobamba y Pablo Lucero, cuando la mujer subía a su auto.

Le cerró el camino con su camioneta y se bajó con un hierro. Ella le preguntó qué hacía y él la golpeó en la cabeza y las costillas, contaron la víctima y su madre. Después rompió el vidrio de la puerta del coche de su ex, donde  ella estaba sentada, y la sacó de los pelos. Empezó a pegarle y no paró hasta ver un charco de sangre.

Ocho meses después, el primer día de diciembre, según las víctimas, atacó a Mercau en La Toma. La sacó de los cabellos de su casa y la metió a su Volkswagen Amarok. Después, la mujer se arrojó del vehículo en movimiento.

Eso fue visto por un policía que recorría la zona. Ahí empezó una persecución que terminó 77 kilómetros después, en Villa Mercedes, tras chocar un auto y casi matar a un motociclista.

La semana pasada, el fiscal Ernesto Lutens había pedido que Mercado fuera condenado a diez años de cárcel. El defensor, en cambio, solicitó la absolución por el beneficio de la duda.

F: ED

 

Comments

Comments are closed.