Policiales

Lucio Dupuy fue asesinado porque “interfería en la convivencia de la pareja”, según las pericias

0
Lucio tenía 5 años. Lo asesinaron a golpes.

Magdalena Espósito Valenti, la mamá del nene de cinco años asesinado a golpes en La Pampa, y su pareja Abigail Páez, permanecen detenidas e imputadas por el crimen del menor desde fines del año pasado pero nunca admitieron su responsabilidad en el hecho. No obstante, el resultado de los exámenes psicológicos a los que fueron sometidas se conoció en las últimas horas y dejó a las dos mujeres en jaque.

AnuncioDale clic

Ninguna de las imputadas dio detalles del episodio que puso fin al largo calvario que soportó Lucio Dupuy pese a su corta edad, pero que quedó en evidencia a través de las historias clínicas del menor en las que había registros no solo de golpes sino también por abuso sexual.

Ahora, la conclusión de los peritajes realizados hace un mes terminó de acorralar a Valenti y Páez al establecer que ambas asesinaron al menor porque “interfería en la convivencia de la pareja” y por el desprecio que estas tenían hacia el género opuesto. Es decir, porque era un varón.

Las acusadas por el crimen de Lucio Dupuy están aisladas por seguridad.

En este sentido, informó la Fiscalía y confirmó después Ramón Dupuy, el abuelo de la víctima, los estudios psicológicos y psiquiátricos obligatorios fueron suficientes y se convirtieron de esta manera en una prueba contundente que complica todavía más la situación de las detenidas.

Para él, tanto la madre de su nieto como la novia de esta cometieron el crimen con plena consciencia de lo que hacían. “La progenitora declaró que nunca quiso ser madre, lo cual es mentira porque ella buscó a Lucito”, agregó en diálogo con Vía País.

El crimen de Lucio Dupuy

Lucio fue asesinado el 26 de noviembre pasado tras sufrir reiteradas golpizas de parte de las imputadas. De acuerdo con el expediente, en el momento de su descompensación, el nene se encontraba en su casa junto con Páez, dado que Espósito Valenti se había ido a trabajar.

Páez intentó llevar a Lucio a la posta del barrio Atuel, pero la encontró cerrada. Ante esta situación, el menor fue trasladado por una vecina, en su auto, al Hospital Evita, adonde llegó muerto.

La autopsia determinó que el menor murió por “múltiples golpes” y, además, se comprobó que tenía marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas al hecho y signos de haber sido abusado sexualmente.

Tu opinión es importante
Anuncio

Oportunidad

Comments

Comments are closed.