Política

Opinión: ¿Cuál es el problema con el Set de Cine en San Luis?

0
Por César Albarracín

En medio de la incertidumbre del año 2024, quizás la primera medida de gestión que toma el gobierno provincial, podría ser el ingreso de la gendarmería en la provincia de San Luis. Digo la primera, porque si uno revisa las notas publicadas en la Agencia de Noticias, no hay mucho más, ya sea por el poco tiempo de gestión, por una etapa de ordenamiento, o lo que sea, no parece que los funcionarios estuvieron gestionando, o no lo están comunicando. Tampoco es algo tan extraño en los meses de diciembre a marzo en cualquier gestión, si vamos a ser honestos.

De la nada, sin previa comunicación, se anuncia que gendarmería se podría instalar en el edificio del Set de Cine.

El sector audiovisual de la provincia, al cual pertenezco, consensua sacar una nota pidiendo diálogo y manifestando malestar por la medida.

Dale clic

Por su parte, el gobernador sale a explicar que la prioridad es el la seguridad, y el secretario de comunicaciones tuitea algo parecido, explicando que el cine no es prioridad.

Hay dos temas para analizar en esta situación, o tal vez tres

El primero es el ingreso de la gendarmería a la provincia, y la inquietud de la sociedad por la seguridad. Personalmente, de ninguna manera me opondría a un reclamo de seguridad, más cuando a mí me robaron siete veces en dos meses, de casa. Tampoco me siento idóneo para opinar si eso debería solucionarlo gendarmería, ni he visto publicado los informes que dan ese resultado. Si podría discutir que operativamente, con los problemas de seguridad que a primera vista podrían observarse, tal vez poner a gendarmería para abarcar el espectro de operaciones de seguridad en los principales focos, que estimo deben ser San Luis y Villa Mercedes, poner el cuartel de gendarmería en La Punta, puede ser algo impráctico. Ahí tienen notas y estudios que tranquilamente podrían informar desde las redes institucionales del gobierno.

Como sea, es una cuestión de seguridad, y quizás de diferencia de conceptos entre el gobierno anterior y el gobierno actual.
Después esta la discusión del set de cine. El gobernador alega que desde que tiene memoria ese lugar no se utilizó para hacer cine. Esa es una verdad a medias. Que hace rato que no se hace cine industrial en San Luis, ese que generaba miles de puestos de trabajo en la provincia, es cierto. Yo también tuve mis diferencias con respecto al tema, y a decir verdad, el funcionario que estuvo los últimos 6 años en el lugar, me tiene bloqueado de su teléfono por discusiones sobre el tema, así que no es partidaria la discusión.

Por otro lado, yo tuve una conversación con el gobernador, en su gestión anterior, en los pasillos del Set, cuando se inauguraba el área de animación del Set, y se estaba trabajando en un largometraje. De hecho, ese día me invitó a un acto al que asistí. Y si buscamos en Google, encontramos muy fácil fotos de rodajes en el set, que hace pensar que alguien le informa mal al gobernador. A esto hay que sumarle otra realidad, creo que nadie le explicó a Poggi qué pasó con el cine. La idea que se le dio es que el cine trajo pérdidas, y nadie explicó si es así, y por qué. Desde el auge de los carnavales hasta aquí no se hace cine industrial con una real política de apoyo, así que él no lo vivió. San Luis hizo pinta en el interior del país en la industria, pero después todo se olvidó. Lamentablemente nadie estaba en condiciones intelectuales para entender el funcionamiento del cine y sostener la política, con los ingresos económicos que representa.

Hoy es diferente, desde el 2017 se viene gestionando fomentos más descentralizados, con énfasis en las provincias, política que lugares como Mendoza, o Neuquen, han sabido aprovechar muy bien. Nosotros quedamos en la historia de taxistas de Bs As, que cuando subís a uno y le contás qué haces cine y sos de San Luis, asumen que trabajas en muchas películas, porque creen que aquí se filma mucho.

En el contexto económico actual, traer películas podría ser una buena inyección de dinero rápido en la población. El sector hoy se encuentra más involucrado con el órgano encargado del cine argentino, que es el INCAA, y desde hace años se consiguió representatividad allí. Inteligentemente, podría generar ingresos a la provincia. Antes no pasaba, porque no se sabía, y las luces de Buenos Aires encandilaban al sector local.

Quizás lo incómodo de la situación, no sea si se cierra o no el set, sino el no haber tenido un diálogo previo. La situación puede ser un comienzo de conversaciones, y eso no deja de ser bueno.

De todos modos, la preocupación hoy es más nacional, referida a la ley ómnibus, que de cambiarse los artículos referidos a la ley de cine, imposibilitarían cualquier tipo de inversión en las provincias y darían por tierra con la lucha por una mejor distribución de los fondos hacia las provincias, solo para beneficio de los privados que pagan el uso de aire para transmitir en Argentina, que es de donde se financia el cine. Ahí ya casi no tendría sentido discutir el set, no set, fondos a las provincias o no.

Como sea, si bien la seguridad es un pedido legítimo de la población, también lo es la economía, y es muy necesaria la comunicación no solo a los sectores, sino también a la comunidad, sobre lo que se hace, y porque se hace. Sin comunicación, la mecha de los puntanos puede haber quedado muy corta como para soportarlo.

Tu opinión es importante

Comments

Comments are closed.