#ProvincialesPortada

Rodríguez Saá firmó un convenio con el Gobierno de Chaco para afrontar el problema de la Cuenca El Morro

0
Banner Fragancias

El acto se desarrolló en la tarde de este lunes en el Centro de Biotecnología, en la ciudad de Resistencia. El vínculo que firmó el primer mandatario puntano con el jefe de Estado chaqueño, Jorge Capitanich, abarca acciones de cooperación técnica e institucional para el desarrollo agroforestal mediante el estudio, cultivo y forestación de especies nativas o exóticas. San Luis tendrá asistencia chaqueña en su lucha por recuperar la Cuenca El Morro.

El encuentro fue encabezado por ambos gobernadores acompañados por varios de sus ministros. Antes de la firma del acuerdo, Alberto Rodríguez Saá y Capitanich recorrieron el instituto y allí el mandatario puntano, pudo comprobar cómo trabaja el Centro de Biotecnología y de qué manera desarrollan sus especies.

Por la mañana, en la ciudad de Roque Sáenz Peña, los mandatarios de San Luis y Chaco firmaron otro convenio. En este caso apuntó a la cooperación mutua en pos de promover el empleo calificado en la provincia mesopotámica, mediante programas de formación laboral entre la Universidad Provincial de Oficios “Eva Perón” de San Luis y la Universidad Nacional del Chaco Austral.

Sin embargo, poco después de las 18:00, los gobernadores rubricaron los documentos que dan vida al intercambio de conocimiento, estudio, experiencias y productos que Chaco desarrolla en el Centro de Biotecnología y que acercará a San Luis en colaboración al distrito cuyano en su lucha por mejorar las tierras de la Cuenca.

“Estoy asombrado, conmovido. Quiero contar lo que he visto en esta recorrida, pero es indescriptible. En media hora aprendí muchísimo porque me enseñaron mucho. Estoy maravillado, esto es soberanía genética. El Centro de Biotecnología es un orgullo para la Argentina. Yo, como provincia hermana, que una provincia argentina tenga este desarrollo de inteligencia, me siento orgulloso, me hace sentir parte por lo que han logrado”, expresó Alberto al inicio de su mensaje.

“A nosotros este convenio nos ayuda enormemente. Vamos a volver muchas veces a Chaco, hasta que podamos resolver nuestros problemas, para que nos den su ayuda, para aquello que le brindan al mundo de la producción”, añadió.

“Nosotros tenemos un desastre medioambiental. Casi en el 3,3% del territorio se producen hundimientos, aparecen cráteres y abajo surgen arroyos y manantiales. Aparecen por un lado y por otro. Estamos atemorizados, preocupados. Y estos fenómenos impactan primero en los más humildes, como en el barrio Eva Perón. Al que llegaba agua y se inundaban las casas, hasta con 20 centímetros, que luego bajaba. Esto pasa por la desertización, por la destrucción del bosque nativo, más el glifosato en la soja, que nos generan estos problemas. La solución es darle a la naturaleza lo que le falta y para eso necesitamos forestar la Cuenca El Morro, para equilibrarla. Imaginen cuánto agradecimiento tengo a la provincia del Chaco, a cada uno de ustedes. Por saber que no estamos solos en esta tragedia y que ustedes nos van a ayudar”, agregó Rodríguez Saá.

Luego, en otro tramo de su discurso, el mandatario puntano adelantó que celebrarán más convenios y acuerdos con Chaco vinculados a otras áreas. “Jorge, te esperamos en San Luis. Vamos a trabajar con Laboratorios Puntanos con nuestros medicamentos, vamos a trabajar con la inteligencia digital y la robótica. Entre las provincias tenemos que copiarnos las cosas que hacemos bien. Eso es algo de buenos gobernantes. Por eso ‘Coqui’ te vamos a copiar muchas más cosas. Como con este centro, que es un ejemplo para avanzar en el tiempo, en la inteligencia. Acá deciden a la velocidad del zapping y eso está muy bien. Pero además, tienen un valor agregado. Es la pasión, el amor que le ponen a las cosas que hacen. Por eso se merecen todas las realizaciones que están haciendo. ¡Viva la ciencia, la técnica, la producción! ¡Viva el Chaco!”, cerró el mandatario sanluiseño.

 

 

Tu opinión es importante
Chango Mas

Comments

Comments are closed.