PolicialesVilla Mercedes

Villa Mercedes: Entró a una casa para robar y fue atrapado por el dueño

0
Foto Policía de San Luis

Por lo general, cuando una persona es sorprendida, como lo fue Diego Andrés Barrera Leal dentro de una casa ajena, en plena faena de robo, pero sin lograr su cometido de hacerse con un botín, suele ser procesado, pero no es enviado al penal. Al menos no de manera inmediata. Pero cuando el sospechoso de un delito como ese tiene un rosario de antecedentes penales como Barrera Leal, lo más seguro es que su procesamiento esté acompañado por la prisión preventiva.

El Hornito Santiagueño

Y así fue. Ayer, el juez instructor Alfredo Cuello lo procesó y lo envió a la cárcel por entrar a una vivienda del sureste de Villa Mercedes, con la intención de saquearla. La única razón por la que no pudo concretar el robo fue porque el dueño de la casa, luego de un forcejeo, consiguió reducirlo.

El magistrado del Juzgado de Instrucción Penal 1 lo procesó por “Robo simple en grado de tentativa”, informó una fuente policial. Pese a su corta edad, el joven de 24 años ya cuenta con procesamientos y, en muchos casos, está a la espera de los juicios orales por varios delitos contra la propiedad.

En su resolución, Cuello repasó la lista de antecedentes del imputado, que también influyó para que dispusiera tal medida de coerción de la libertad. Entre ellos figura un procesamiento de 2016 por “Robo calificado”, por cuya causa el fiscal solicitó que, llegado el momento, sea condenado a cinco años de cárcel. Seguidamente, mencionó una sentencia del 6 de septiembre de 2018, del Segundo Juzgado Colegiado de la 1ª Circunscripción de Mendoza, que lo condenó a un año de prisión de ejecución condicional, por “Portación ilegítima de arma de  fuego de uso civil”.

Anuncio

Banner Fragancias

En abril de 2019 fue procesado y enviado al penal por otro “Robo simple”, pero tal encarcelamiento preventivo fue anulado a los pocos meses cuando la calificación del delito mutó a “Robo en grado de tentativa”. Un mes más tarde, en septiembre de 2019, el juez de Instrucción Penal 1 lo procesó por otro robo, hecho por el que el fiscal pidió que sea castigado con tres años de cárcel. Y, por último, un par de meses después, el juez Contravencional y Correccional 1, Santiago Ortiz, lo procesó y le dictó la prisión preventiva por un hurto y, en junio del año pasado, el Juzgado de Sentencia dispuso su excarcelación.

Con el relato de las víctimas y de los policías de la Comisaría 30ª, quienes acudieron al domicilio de los damnificados cuando Barrera Leal fue reducido, el magistrado logró reconstruir lo que sucedió la madrugada del sábado 1º.

En su resolución plasmó que, de acuerdo a las declaraciones y las pruebas, el primer día del año, alrededor de las 5 de la mañana, el imputado levantó parte del alambrado perimetral de un descampado, ubicado detrás del domicilio de Facundo Saldias Bernal, en el cruce de Miguel B. Pastor y Amaro Galán. Así logró entrar al patio trasero de la vivienda. Una vez allí, se dirigió a la puerta de rejas del garaje, la violentó y consiguió ingresar al domicilio. Pasó por la cocina y el living.

Allí comenzó “con las maniobras propias de un caco”, describió Cuello en su dictamen. Es decir, cargó en un changuito un televisor, un equipo de música y un celular con su cargador, y en una bolsa metió una pava eléctrica y una caja con juguetes.

En eso que seleccionaba qué llevarse, los ruidos de sus movimientos despertaron a la dueña de casa, que dormía en la planta alta. Cuando la mujer bajaba las escaleras, vio a Barrera Leal y pidió auxilió a los gritos.

Detrás llegó su marido. El hombre de 50 años se trabó en lucha con el delincuente y, después de romper algunos vidrios del living, consiguió atraparlo, sujetándolo de los brazos.

Tu opinión es importante
Muchas gracias por considerar nuestro trabajo diario.

Tu aporte de $200 nos ayuda a cubrir algunos costos.

Comments

Comments are closed.