#RevistaVMI

Efectos psicológicos de la cuarentena

0

En estos difíciles momentos que atraviesa nuestro país, y el mundo entero, casi todos estamos de acuerdo en que la única herramienta para vencer al Covid-19 es la reclusión en nuestros hogares, y la máxima higiene.  Quien no lo esté, no ha leído con detalle lo que ha sucedido en el resto del mundo.  Pero esta cuarentena, que lamentablemente tuvo que volverse obligatoria por la falta de acatamiento de gran parte de la sociedad, tiene varios efectos secundarios.  Uno de estos, el que vamos a tratar hoy, es el efecto psicológico del confinamiento.

La cuarentena puede tener varias aristas, dependiendo  si uno está  solo, o en compañía, con gente querida o con gente tóxica, pero aún estando con la gente mas amada y mas feliz, uno puede encontrarse sacando lo peor de nuestras personalidades por motivos que ni siquiera se hubiera imaginado.  Y es que es normal, ¿qué familia no tiene alguna que otra pelea cuando se va de vacaciones, solo por el hecho de una convivencia mas estrecha que la cotidiana?  Ahora esa convivencia se torna obligatoria, y con la incertidumbre de no saber cuanto tiempo va a durar, y las diferentes preocupaciones de temas casi de supervivencia, cuestiones económicas, y demás.

Para quien esta en soledad, las cosas se pueden volver realmente difíciles también.  Inclusive siendo alguien acostumbrado a estar solo, la situación de paranoia que reina en el aire puede generar un gran estrés, y sumar ansiedad con sensaciones orgánicas muy intensas de angustia y depresión.

Consultamos a un miembro de fuerzas especiales para que nos cuente como trabajan ellos en su entrenamiento el estrés psicológico, y nos explicaba que es algo muy difícil de hacer por que generalmente una persona preparada, ya trae en su personalidad ciertas características innatas que le pueden permitir resistir a niveles de estrés muy intensos, y que eso hace mas complicado que la gente común sepa que hacer.  En momentos como estos, incluso el exceso de información colabora a aumentar la ansiedad, mas que a resolverla.

Entonces, ¿Qué hacemos?.  Pedimos también opinión a algunos profesionales de la psicología.   La Licenciada Karen Muñoz de Villa Mercedes, nos recomendó entre otras cosas,  poder mantener una rutina todos los días, organizar tareas, estructurar el día, y mantener cierta organización sobre cuestiones básicas.  Aprovechar el tiempo.  Otra profesional, coincidiendo con su colega, recalcó que mas allá del aislamiento social, tenemos que cuidar que no se genere un aislamiento “emocional”, y que en esta contención podemos colaborar todos.  Ambas profesionales recomiendan no ver demasiada televisión y controlar el tiempo que se ocupa en las redes sociales.

Por su parte, el gobierno de la provincia de San Luis comenzó a trabajar un protocolo de intervención, en el que se están armando diferentes grupos de trabajo que realizan una red de contención, con profesionales voluntarios que podrán ayudar a muchos de nuestros ciudadanos que lo necesiten.

Como conclusión, si bien ninguno de nosotros se encontraba preparado para afrontar psicológicamente esta situación, todos podemos colaborar y hacer lo nuestro para salir adelante.  Si estás con otros, cuidalos, cumplí tu rol en el grupo, tratá de encontrar en el otro las cosas para estar mejor.  Si estás solo, busca acompañamiento virtual, o incluso podés encontrar vos una forma de  contener a otros, y así sentirte mejor.  Cuando llegen esos momentos de alta ansiedad, pensemos en actividades, leer, hacer un curso on line, lo que sea, pero sobre todo #QuedateEnCasa

Comments

Comments are closed.