El País

Le impedían entrar a Santiago del Estero y caminó cinco kilómetros con su hija enferma en brazos

0
Captura Video
Anuncio

Jugadon

Un hombre caminó cinco kilómetros con su hija de 12 años en brazos luego de que efectivos policiales les negaran el ingreso a la provincia debido a las restricciones impuestas por la pandemia. La familia volvía de acompañar a la nena a una consulta médica en Tucumán, donde cursa un tratamiento contra el cáncer. Esperaron dos horas en el puesto de control del paso fronterizo.

La dramática escena ocurrió en el límite entre Tucumán y Santiago del Estero. La nena, Milagros Abigail Jiménez, es santiagueña, pero se atiende en el Hospital de Niños de Tucumán. Regresaba a su provincia cuando la Policía del puesto de control limítrofe en Las Termas le pidió a la familia una autorización del Comité de Emergencia.

“Paso siempre, no me podés hacer esto”, le rogaba el papá de la nena a un efectivo policial. Todo quedó registrado en un video en el que se lo puede ver al hombre con Milagros en brazos, que lloraba desesperadamente.

Anuncio

Banner Fragancias

Su mamá, Carmen, contó que llegaron a Tucumán a las 8, fueron al centro de salud y más tarde, a la Terminal donde les tomaron los datos. “Luego pagamos el peaje y cuando quisimos entrar a Las Termas, el oficial nos pedía un pase de emergencia. Mi hija lloraba y estaba con un shock de nervios”, le dijo la mujer a La Gaceta.

“Solo le pedía (al policía) que nos deje ingresar porque ya hacía bastante calor y encima estaba lleno de moscas e insectos”, contó y agregó que tenían miedo de que a la nena se le infectara una herida que tenía en la pierna.

Ante los gritos de dolor de Milagros, su papá decidió abandonar el auto, tomar a su hija en brazos e ingresar a pie a la provincia. “No tenés corazón, hermano”, le gritaba la mamá de la nena a los policías. La familia caminó cinco kilómetros, hasta que un funcionario municipal los vio y los llevó hasta su casa.

“Fue un dolor muy grande ver a Milagros cómo lloraba y que la Policía no tenga nada de piedad”, lamentó la mujer. Contó que, más tarde, cuatro patrulleros fueron hasta su casa para notificarlos de que no podrán salir por los próximos 15 días, en cumplimiento de la cuarentena obligatoria por coronavirus. “¡Están locos!”, criticó la mujer.

Además, resaltó que su hija “es una paciente de riesgo” y cuestionó que no le hayan permitido ingresar a la provincia, pese al estado en el que estaba la nena en ese momento. “Ahora está en crisis, con sus dolores. Cada vez que se despierta, lo único que dice es: ‘Ese policía malo, mamá, que no me deja pasar para ir a mi casa’”, contó.

Finalmente, aseguró que, una vez en Las Termas, intentaron denunciar la situación en la comisaría 40, pero dijo que los efectivos no quisieron recibir el reclamo. “Nos trataron mal, como si fuéramos delincuentes. Nosotros queremos una solución y que mi hija no vuelva a pasar nunca más por esto”, concluyó.

Tu opinión es importante
Muchas gracias por considerar nuestro trabajo diario.

Tu aporte de $200 nos ayuda a cubrir algunos costos.

Comments

Comments are closed.